top of page

Mezclando estilos: el eclecticismo


Hace algunos días les pedimos que nos dijeran que querían ver en nuestro blog y uno de los temas que surgió varias veces fue, como combinar estilos. Y como ustedes mandan! Aquí les contamos.

A eso de combinar varios estilos se le llama Eclecticismo... Basicamente, el eclecticismo es una definición filosófica que se aplica a distintos ámbitos y distintas disciplinas y consiste en tomar las ideas, corrientes y tendencias más apetecibles (según tu punto de vista) de distintos movimientos y juntarlas para crear tu propio punto de vista. Así que en decoración, básicamente es tomar distintos elementos de estilos que te gusten y mezclarlos para formar una decoración que aunque no tiene un estilo especifico, sigue siendo armoniosa y bella.

Para mezclar varios estilos en un solo ambiente debes tratar de tener algo que de alguna manera haga que esas piezas, aunque sean muy distintas, hagan juego o al menos un buen contraste. Aquí les mostramos algunos ejemplos y les contamos porque funcionan.

**Foto cortesia de www.bigworldnews.co**

Seguramente la manera más fácil de lograr que una decoración ecléctica funcione es ser muy estricta con tu paleta de colores. En este comedor puedes ver que la mesa, las sillas, la lampara y el arte son de estilos bastante diferentes, pero se mantienen dentro de los mismos colores (blanco, negro y madera natural con detalles de colores solo en el arte) y eso es lo que hace que se vea tan bien combinado.

**Foto cortesia de www.livingetc.com**

Este es otro ejemplo de como una paleta de colores bien definida te puede ayudar a mezclar piezas de estilos diferentes que se vean armoniosas y bellas juntas. Fíjate que el sofá es clásico capitoneado, la lámpara tambien es de estilo clásico, la alfombra es contemporánea y con estampado geometrico, mientrasque la pared de fondo es más bien rustica, pero se ve bien porque esta todo dentro de una misma paleta de colores (verde, negro, blanco y gris).

**Foto cortesia de www.jurnaldedesigninterior.com**

En este caso, a pesar de una paleta de colores de alto contraste, lo que hace que estas piezas se vean bien juntas es su diseño. Si ves bien cada pieza por separado te darás cuenta de que todas mantienen la misma simpleza en sus líneas y la pureza de sus formas, desde las piezas grandes de mobiliario hasta los accesorios. Además, algunas tienen materiales en común, por ejemplo las bases de la mesa de centro son del mismo estilo, color y material que la estructura de las butacas color vino.

**Foto cortesia de www.hgtv.com**

Esta es una buena muestra de cómo agregar personalidad da buenos resultados. Si piensas en tu ambiente como en una persona, seguramente este tendría distintos intereses y gustos por lo que si mezclas objetos y piezas que hablen de esos intereses y gustos tienes el éxito garantizado. Aquí la mesa clásica de madera, las sillas plásticas y las luces neón hacen un contraste muy fuerte y aunque no sea una combinación nada común, termina por verse muy cool y con estilo.